La COVID-19 ha cambiado radicalmente la forma en que muchos de nosotros trabajamos y aprendemos. Como resultado, es posible que te estés preguntando qué necesitarás de cara al futuro.